lunes, 31 de enero de 2011

Oricios: elección del producto

Para saber si los oricios están frescos solo tenemos que fijarnos en las púas, tersas y protectoras, el tiempo les pasa factura y se sueltan. También podemos observar que se mueven al añadirles un poco de sal.

Un método para saber si tienen buenas huevas es coger un oricio y agitarlo cerca de la oreja, si hace ruido es que las huevas son pequeñas y tiene mucha agua, si no hace ruido, está lleno.

La calidad del oricio también depende de la zona de la que procede, los mejores son los de pedrero, si observamos las cajas suelen tener algas, los de alta mar, debido al movimiento del agua y a la ausencia de algas frecuentemente contienen arenillas.

No hay comentarios: