lunes, 24 de enero de 2011

Conservar la patata frita en nevera

Cortamos la patata para freír, mejor en panadera fina, y salamos. Calentamos abundante aceite de oliva virgen extra (tienen que quedar cubiertas) introduciendo las patatas en el aceite templado (80º-100º C) y las freímos lentamente hasta que queden blandas.
Una vez escurridass y  frias las pasamos a un tapper cubriéndolas de aceite de girasol, así pueden conservarse en  nevera hasta 7 días.
En el momento de utilizarlas sólo tendremos que escurrirlas y ponerlas extendidas en una sartén antiadherente que habremos calentado sin aceite, dándoles un golpe de calor, y les damos la vuelta para que queden crujientes por ambos lados.
Excelentes como guarnición y también para meter en caldos (fumés) de pescado.

No hay comentarios: