domingo, 1 de noviembre de 2015

Cómo calentar un asado de pollo o pavo



Cuando queramos calentar un resto de asado de pavo o pollo sin que se seque, la solución es introducirlo en una bolsa de congelación con las gelatinas de la salsa y cerrarla extrayendo todo el aire posible para sumergirlo en una olla con agua fría. La sujetamos con un cucharón para que no suba a la superficie y la dejamos hervir durante 15-20 min y estará listo para comer sin perder la jugosidad original.