lunes, 3 de enero de 2011

Restos de manjares navideños

Después de las fiestas nos encontramos mucha preguntas sobre los excedentes de productos ya cocinados, que podremos reutilizar de diversas formas, siempre atendiendo al hecho de que al estar previamente cocinados sólo precisarán un poco de calor.
Vamos a dar ahora una idea general de lo que puede hacerse con diversas carnes (cochinillo, pavo, cordero) que, por el momento, proponemos congelar para ir ofreciendo más tarde soluciones para cada producto y dejaremos para el final el apartado de los dulces.

Lo primero que debemos hacer con las carnes es quitarles todas las grasas, aceites y salsas y si es posible, huesos. Secarlo bien con papel de cocina y cogelarlo envuelto en film dentro de recipientes herméticos, en porciones. Así por ejemplo podremos hacer posteriormente una menestra con el cordero, un fiambre con el cochinillo, pasteles, terrinas,...
Anotaremos la fecha y no mantendremos congelado más de tres meses pues las grasas internas tienen otra densidad que afecta a la congelación, dándole un sabor rancio a la fibra.

Con los pescados y mariscos que no hayan conservado atendiendo a las entradas anteriores, creemos que nuestros entendidos seguidores ya se habán hecho una sopita...

No hay comentarios: