"Llámpares" (lapas) de pedrero en salsa roja

Uno de nuestros seguidores -¡ya tenemos tres!- nos preguntaba qué podía hacer con un "excedente de llámpares" para no comerlas siempre igual y aquí está nuestra propuesta:

Ojo con “les llámpares” (lapas para el mundo), pues crecen en los sumideros, hay que comprarlas en establecimientos autorizados para que cuenten con garantías sanitarias o cogerlas en sitios bien batidos.

Ingredientes:
1 Kg. de “llámpares”
2 cebollas
2 dientes de ajo
1 blanco de puerro
½ Kg. de pimiento rojo, maduro
1 o 2 guindillas
Pimienta blanca
½ cucharadita de comino
Sal
1 lata de tomate triturado
1 copa de vino de jerez
½ copa de brandy
250 gr. de jamón en cubitos
Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Las “llámpares” o lapas se lavan al grifo, frotando una contra otra para quitar los parásitos que tienen en el exterior de la concha.
Una vez limpias hacemos un agua-marina -70 gr. de sal por litro de agua- y las dejamos sumergidas durante 1 hora en un bol, tapadas y en oscuro, como en el fondo marino, para que abran con facilidad y suelten la arenilla..

En una cazuela pochamos la cebolla y el puerro, cortados en fino, con un poco de aceite, a los 10 min. añadimos el pimiento picado, el jamón y los ajos y dejamos pochar. A continuación, el tomate, las especias y la guindilla y, cuando pierda el agua, la copa de vino y el brandy flambeado y dejamos reducir hasta que deje de oler a alcohol.
La salsa puede engordarse con un poco de harina bien rehogadita pero, a mayor cantidad de harina, pierde matices (yo prefiero siempre las salsa líquidas, son mucho más sabrosas y variantes)

Pasamos la salsa por el chino o pasapurés y la dejamos enfriar y le añadimos las lapas con un poco de agua-marina filtrado, dejamos hervir, espumamos y damos el punto de sal. Las lapas están listas cuando se desprenden, cuanto menor sea la cocción mejor será su punto.
Para la presentación, quitamos todas las conchas para evitar tropiezos desagradables en el plato.
¡Buen comer!

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Aunque no me gustan les llampares, la salsa seguro que está estupenda con mejillones (por ejemplo)
Me parece una idea estupenda el blog y, lo de las recetas, más.
Sé que haces unos escabeches riquísimos, así que aprovechando...¿el conejo en escabeche? y ¿las carrilleras?
Gracias
b fantástica ha dicho que…
Bienvenido, Anónimo, seguiremos con las recetas. El conejo en escabeche y las carrilleras son palabras mayores, aunque todo llegará. Intentamos empezar con recetas más sencillas, pronto tendrás una de escabeche (a ti que te gustan los mejillones...)para ir familiarizándonos con los ácidos.Luego vendrán las elaboraciones más largas y y complicadas, no lo dudes. Gracias por participar en el blog.
CaicO ha dicho que…
Les buenes llámpares tienen apellido:
"Llámpares de la rosada", se denominan así porque se pasan el día bajo les piedres del "pedreru" y su actividad comieza hacia el atardecer con la cercania del rocio y acaba por la mañana con la subida de temperatura. También las podrás localizar días de niebla o molestos días lluviosos cuando no se suele ir a la mar. La mejor época es de Noviembre a Abril, puesto que las altas temperaturas del verano la endurecen.
Estes llámpares tienen una carne mucho más tierna pudiendo incluso comerse los ejemplares de más tamaño. Presentan uan forma mucho más cónica, es decir puntiaguda, y su casco más fino y liso con color oscuro casi uniforme las hacen mucho más agradables incluso a la vista.
Para "pañar" este tipo de moluscos sólo es necesario un cesto de mimbre, un pelador o destornillador plano y ropa y calzado adecuados para el pedreru.
Es recomendable recogerlas en zonas que bata el mar, alejadas de los arenales y por supuesto de la que baja la marea. Nunca olvides aclararlas muy bienen dentro del cesto en agua salada.
Discrepo de aplicar agua dulce a cualquier producto marino.
En cuanto pueda bajaré al pedreru a pañar llámpares pa probar esta receta, partiendo de la base que me gustan crudas, se que no voy a tener problemas con esta deliciosa receta que ya realizo de esta manera a excepción del pasapuré y el flambeado.
Un saludo Jose.
b fantástica ha dicho que…
Querido amigo Caico, estoy completamente de acuerdo contigo, el marisco de concha se ha de consumir en los meses que dices y lavarlo con agua salada, mejor en el mar. pero la costa asturiana es muy grande y no todo el mundo vive en Quintes, donde hay muy poca saturación de gente y por tanto, de aguas residuales, lo de lavarlas al grifo es por utilizar agua clorada, potable.Imagínate coger llámpares en zonas tan pobladas -y contaminadas- como Navia, Salinas o Gijón, por ejemplo.
Al volver a leer la receta veo que hay un error, el jamón lo añadimos después de pasar la salsa por el chino y de hervirla para que coja color.
De todas formas, las lapas a que te refieres, que conozco, creo que se encuentran en muy pocos sitios de nuestra costa, o poco accesibles, ya que son de piedra y mar.
También verás que después de lavarlas, las ponemos en un agua marina, hecho en casa, para recuperar la salinidad (si fuéramos por un cubo de agua a la playa seguro que nos contaminaríamos, no están los tiempos para bromas...)
Un fuerte abrazo.