miércoles, 23 de diciembre de 2009

Amanita Rubescens

En respuesta al comentario de TCR63 sobre la forma de preparar la Amanita Rubescens. Como ya dije, es una de mis setas favoritas y es necesario cocerla bien para que pierda la toxicidad.

La introducimos en el agua una vez que hierva y la dejamos cocer con la olla destapada, unos 20 minutos serán suficientes.
Una vez cocidas las ponemos en un escurridor para que pierdan todo el agua de la cocción.

A continuación las secamos, las pintamos con un poco de aceite y las pasamos por una plancha caliente, cauterizamos por un lado, salpimentamos y les damos la vuelta para repetir la operación por el otro lado, evitando pasarlas mucho para que queden jugosas en el interior.
El pie hay que pasarlo más porque es bastante fibroso

También está muy buena al horno, con cebolla pochada, aceite, un poquito de vino blanco y mantequilla (al final), hay quien le añade un poco de ajo, pero a mi no me parece necesario. Lo ponemos todo en un vidrio de horno e introducimos en el horno a 180º, primero los pies hasta que pierdan volumen y luego colocamos encima los sombreros, cuando todo haya reducido su volumen, salpimentamos y a comer!

Con los tallos fibrosos podemos hacer una crema, con cebolla pochada a oscuro, un poco de vino blanco, los dejamos cocer hasta que ablanden, la pasamos por el pasapuré y reducimos, añadiendo al final una nuez de mantequilla y obtendremos una salsa estupenda.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

He vuelto (pero no haré prisioneros).

Con el objeto de autoafirmarme y ver mi nombre en letras Verdana con el cual adornaré las múltiples entradas de este blog, me doy a conocer desde la humildad pero con soberbia, desde el silencio pero a grito pelado, desde el anonimato pero dándome plenamente a conocer.